Soy una taza…

Hacer una cuña no es fácil. Que la gente la escuche y la recuerde, no es fácil. Y que les haga reír, no es fácil. Vale, la dinámica la tenemos clara. Pero en Anónimo, ya sabéis, nos atrevemos con todo.

Nuestro cliente Equipamiento y Seguridad quería unas cuñas diferentes y cuando les propusimos la serie Juegos Infantiles apostaron por ella desde el principio. ¿En qué nos basamos? Pues en canciones de niños.

Comprobad vosotros mismos el resultado. Nosotros no dejamos de tararear…