Mamá

Nos fascina celebrar. Por eso el Día de la Madre siempre es una ventana abierta a festejar, en este caso, que cada una de nuestras madres es, como no podría ser de otra forma, la mejor del mundo.

Para darle difusión al Día de la Madre, diseñamos una campaña para Joyería Suiza basada, fundamentalmente, en tres canales: radio, internet y boca-oreja.

Para la radio, hicimos una serie de tres cuñas diferentes, que contaban una historia conjunta, pero de forma intercalada en las diferentes desconexiones publicitarias. En cuanto a Internet, con el objetivo de fomentar la participación de nuestros seguidores en redes sociales y ampliar nuestro elenco de fans, hicimos un concurso online, denominado Selfie con mamá y regalamos, al selfie con mayor puntuación, un colgante de oro amarillo, con la bella inscripción Mamá. Por último, para promover el boca-oreja entre los vigueses, decidimos regalar a la primera mujer que fuese madre el Día de la Madre un colgante de oro amarillo, si la recién nacida era niña; o un colgante de oro blanco, si el bebé era niño, valorado en más de 300 euros. Un detalle que perseguía un único objetivo: valorar a mamá.