Ébano, una esencia muy salvaje

El Ribera del Duero Ébano, de Adegas Valmiñor, es un vino que muestra personalidad por dentro… y por fuera.

Ébano nos recuerda a la película de David Lynch de 1990, Corazón Salvaje. Sus protagonistas Lula y Sailor eran dos enamorados de espíritu libre, independientes, aventureros, idealistas, rebeldes y llenos de ganas por vivir. Se lanzaban a la carretera en búsqueda de esa ansiada liberación de todo. Y su única intención era vivir una vida más loca, más salvaje.

¿Que por qué nos recuerda todo esto a Ébano? Pues a que esta historia se adapta muy bien a lo que representa este vino. Este vino de Adegas Valmiñor es diferente y único. Un vino que no tiene vergüenza de mostrarse tal cual es. Un vino intenso, y valiente. Que su packaging y su imagen fueran tan brutales como su sabor era el mayor reto. Pero eso fue lo que hicimos. Evocamos a la madera más oscura que existe y al carácter más bravío y noble a través de una etiqueta que no se parece a ninguna otra.

Te recomendamos encarecidamente que pruebes este exquisito vino y que durante el tiempo que dure tu copa de Ébano te atrevas a sacar tu lado más salvaje.
Nuevo packaging del vino Ébano salvaje