Cuñas con segundas para vinos de primera

Nuestro cliente, Adegas Valmiñor, nos encargó una cuña para su vino más laureado, el albariño Valmiñor.

  • Clientes que son ya de la casa

Las bodegas ya habían confiado en Anónimo para la imagen y packaging de otros de sus vinos y productos, como MiniusÉbano Salvaje, Castañal o Entroido, así como para sus eventos. Este vino tenía su aquel: es el vino más premiado de la casa y está destinado a conquistar a un sector complicado: jóvenes entre veinte y treinta y pico años. Con toda la competencia que eso conlleva… Había que darles algo que les estimulase y llamase poderosamente su atención.

  • Buen vino llama a buena gente

Primero creamos un concepto que definiese bien el vino y el espíritu que representa. Solo había que contar la verdad: es un vino excepcional y algo tan bueno sólo podía dar lugar a cosas mejores. Ya teníamos el concepto: buen vino, buena gente. Pero ahora había que contarlo.

  • Cuñas con segundas

Nosotros, lo primero siempre probar. Hay que saber de lo que se habla para poder contar, ¿no? 😉 Y sabía excepcional. Tanto que nos ocurrió una cosa muy curiosa: un malentendido que acabó siendo el motor de la creatividad.

Pero no te lo contamos, te dejamos que lo oigas y disfrutes de la cuña.