¿Conoces el Efecto Van Dyck?

Había una vez una empresa llamada MKinterim que se dedicaba al marketing estratégico. Un día, MKinterim conoció a Anónimo Advertising, otra empresa como ella que se dedicaba a la publicidad, la creatividad y la estrategia. Podemos decir que sí, eso fue amor a primera vista. Juntas iniciaron un nuevo camino, un camino que tiene nombre propio: Efecto Van Dyck. 

Historias románticas aparte, Efecto Van Dyck es un proyecto que hemos iniciado junto a MKinterim y que no es nada más ni nada menos que una agencia y consultoría de marketing. Y ahora te preguntarás: ¿por qué ese nombre, Efecto Van Dyck?

Anton Van Dyck fue un pintor flamenco conocido por sus famosos retratos donde retrataba a nobles y monarcas. Eras muy conocido no solo por su gran destreza con el pincel sino por su técnica algo peculiar. Van Dyck retrataba con más prestancia y esbeltez de lo normal a sus modelos (elevaba a 7-1 la proporción entre el cuerpo y la cabeza de sus retratados, cuando en la realidad suele ser de 6 a 1) y así los convertía en personajes majestuosos, altos y poderosos. Vamos, que lo que hizo Van Dyck fue básicamente utilizar un pensamiento disruptivo para sorprender, llamar la atención y revolucionar el mundo de la pintura hasta convertirse en uno de los pintores más importantes del sigo XVII. ¿Todo un visionario no creéis?

Efecto Van Dyck pretende hacer algo parecido. Revolucionar y maximizar todo lo bueno que tiene tu empresa hasta volverla única, llamativa y majestuosa a través de una técnica y una estrategia únicas.

Dicho esto, he aquí la imagen que diseñamos para esta nueva forma de concebir el marketing. Bienvenido al Efecto Van Dyck.

captura-de-pantalla-2017-01-05-a-las-13-14-28 captura-de-pantalla-2017-01-05-a-las-13-13-30 efecto-van-dyck